sábado, 27 de marzo de 2010

CUENTOS






BUSCANDO HOJITAS


LA HORMIGA Y EL OSO HORMIGUERO según Ciel.


De camino hacia su casa
una hormiga se encontró
a un oso hormiguero,
pues con él se tropezó.

¿Cómo está usted caballero?
temblorosa preguntó.

Yo estoy muy bien hormiguita
y después de verte más,
pues mi pobre barriguita
de hambre crujiendo está.

No me aspire oso hormiguero
no me coma , por favor
míreme bien caballero
lo desnutrida que estoy.

Si quiere yo a usted le llevo
a la guarida que voy,
se come a la hormiga reina
y así me paga el favor.
Quedando yo en mi reinado
y así felices los dos.

Oh, qué buena idea hormiguita
eres muy viva y astuta
que por salvar tu pellejo
me guíes hacia tu ruta.
Bueno, aquí estamos amigo
deléitese por favor,
llénese bien la pancita
pues aquí me quedo yo.

No tan rápido hormiguita
que el banquete de hoy
lo compartiré con alguien
que detrás de ti está.
Y ellos no saben de tratos
y odian la deslealtad.

Te presento a mi familia,
que siempre sigue mis pasos
y a quien yo siempre alimento.

Ante mi panza escurrida
y como ya han terminado
de comerse a tu familia,
no me queda más salida
ni me queda más bocado,
que una hormiga desnutrida.

(Poesía recogida del Portal Literario Mundopoesía)

LA CIGARRA Y LA HORMIGA DE FÉLIX SAMANIEGO








Luna Lectora Por César Hazaki


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada